Un acuerdo histórico relacionado con migración se dió en la Cumbre de las Américas

Compartir en:

El presidente Joe Biden dio a conocer la Declaración de Los Ángeles sobre migración y protección, en la que participan 20 países del continente americano. 

El mandatario dijo que con este acuerdo, al cual calificó como un compromiso histórico, las naciones participantes piensan transformar el enfoque sobre migración bajo tres pilares: ofrecer oportunidades, ampliar el número de asilados y el reforzamiento de las fronteras. 

En la declaratoria,se puede leer lo siguiente:“Estamos comprometidos a proteger la seguridad y dignidad de todas las personas migrantes, refugiadas, solicitantes de asilo y apátridas, independientemente de su estatus migratorio, respetando sus derechos humanos y libertades fundamentales”, también, “Tenemos la intención de cooperar estrechamente para facilitar una migración segura, ordenada, humana y regular”.

Aunque la búsqueda es la aplicación de una política más humanitaria en la región sobre asuntos migratorios, el acuerdo deja clara la necesidad de un mayor control de todas las fronteras, lo que supondrá más deportaciones, así como la implementación de un operativo especial contra traficantes de personas o “coyotes”.

Igualmente, manifiesta que las deportaciones desde cualquiera de los países firmantes será un elemento esencial en el plan, aunque se comprometen a hacer “retornos seguros y dignos”.

Los países firmantes son: Argentina, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Uruguay, Perú y por supuesto el anfitrión Estados Unidos.  

Biden, destacó la importancia de tratar el problema desde la raíz: “Asumimos la necesidad de promover las condiciones políticas, económicas, de seguridad, sociales y ambientales para que las personas tengan una vida pacífica, productiva y digna en sus países de origen”, se acotó “La migración debe ser una elección voluntaria e informada y no una necesidad”.

Por otra parte, la declaratoria consiste en lo siguiente: 

Ayuda en las diferentes etapas (destino, origen, tránsito y retorno):

Tanto los países de origen, como los países que albergan un gran número de migrantes y refugiados, pueden necesitar financiamiento en diversos ámbitos: protección, salud pública, seguridad, educación, empleo, etc. Por tal razón, se promoverán más inversiones.

Protección migratoria: 

Se reconoce la necesidad que tienen algunas personas de migrar de su lugar de origen, debido a circunstancias especiales de peligro y se comprometen a crear procesos de protección más fáciles y expeditos con posibilidades de trabajar.

Protección de fronteras: 

“Tenemos la intención de ampliar los esfuerzos de colaboración para salvar vidas, abordar la violencia y la discriminación, contrarrestar la xenofobia y combatir el tráfico de migrantes y la trata de personas”, se expone “Esto incluye una mayor colaboración para enjuiciar a las organizaciones criminales de tráfico de migrantes y trata de personas, así como a sus facilitadores y redes de lavado de dinero”

Algunas fuentes indicaron que el proyecto está inspirado en gran medida por el modelo que siguen países como Ecuador y Colombia, pese a que estos ejemplos han sido resaltados durante el encuentro, estos mecanismos no serían replicados de la misma forma, enfatizó José Samaniego, director regional para las Américas de la Agencia de Refugiados de la ONU (ACNUR).

Finalmente, esta declaración ha sido motivo de alegría en múltiples sectores, entidades, etc, entre ellas la ACNUR, quienes expresaron su satisfacción  y completo apoyo a tan importante declaración, para seguir trabajando con los estados, las organizaciones internacionales y la sociedad civil para fortalecer el acceso al asilo, la protección y las soluciones para las personas que lo necesiten. 

Información tomada de: CNN, RTVE, El Diario, France 24 y ACNUR.