“Dìgale no al coyote” campaña publicitaria del CBP que busca advertir a los migrantes de los peligros

Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) lanzó este miércoles una campaña publicitaria digital para disuadir a los migrantes que son parte del Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) de emprender el peligroso viaje hacia la frontera estadounidense.

Los anuncios tienen como finalidad transmitir un mensaje claro: los contrabandistas mienten, ingresar ilegalmente a los Estados Unidos es un delito. Igualmente, destacan que los contrabandistas, conocidos como «coyotes», se aprovechan y se benefician de los migrantes vulnerables.

“Los contrabandistas usan mentiras para atraer a quienes son vulnerables a emprender un viaje peligroso que a menudo termina en su expulsión del país o desemboca en una muerte”, dijo el comisionado de CBP Chris Magnus. “Esta campaña publicitaria es un componente importante de los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos para prevenir tragedias y reducir la migración irregular”.

El mensaje advierte que aquellos que intenten cruzar la frontera de los Estados Unidos sin autorización, serán expulsados ​​inmediatamente del país o sometidos a procedimientos de deportación migratoria. Además, recibirán información sobre los miles de migrantes que terminan encarcelados, secuestrados, que son extorsionados o incluso dejados morir por organizaciones criminales transnacionales sin escrúpulos. 

En el año fiscal 2021, los países del norte de Centroamérica representaron el 44 % de los encuentros de migrantes a lo largo de la frontera suroeste.

Finalmente, esta campaña ha surgido del trabajo conjunto del  Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que trabaja de cerca con el Departamento de Estado para rastrear tendencias, compartir investigaciones y coordinar mensajes para contrarrestar las tácticas que usan los contrabandistas y victimizar a los migrantes vulnerables.

Estos mensajes son una apuesta para contrarrestar las múltiples mentiras propagadas por los traficantes de personas y advierten a los migrantes sobre los peligros de ser timados y morir a manos de estas organizaciones criminales.

Noticia realizada con información de:  Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP)

Cuba y Estados Unidos establecen diálogos entorno a la migración

Representantes estadounidenses y cubanos se reunieron el jueves en Washington para conversar sobre migración.

Este suceso ha sido considerado como el primer encuentro bilateral de alto nivel desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca y desde que las negociaciones sobre este tema fueron interrumpidas en el año 2018. La delegación estadounidense estuvo encabezada por Emily Mendrala, subsecretaria de Estado adjunta de Washington para Asuntos del Hemisferio Occidental y la de Cuba fue liderada por el viceministro de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossio. 

Aunque se esperaba que dialogarán diversos temas que tensionan las relaciones entre los países. Las conversaciones se centraron en las formas de abordar la inmigración ilegal, los cambios en las tendencias migratorias, las deportaciones y las funciones de las embajadas, añadió el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

En referencia a esto, según la oficina de Aduanas de Estados Unidos, desde octubre de 2021 hasta marzo de 2022, más de 78.000 cubanos entraron al país por la frontera con México, es decir, el doble de los que abandonaron la isla durante la llamada «crisis de los balseros», en 1994.

Las tensiones entre Washington y La Habana sobre la represión de las protestas ocurridas en julio del 2021 por parte del Gobierno cubano, dejaron como resultado un muerto, decenas de heridos y 1.395 detenidos, las sanciones estadounidenses a la isla y otras problemáticas han dificultado la cooperación entre los países en desafíos como la inmigración. Pese a ello, se ha subrayado la predisposición por parte de las delegaciones de entablar un diálogo directo e integral. 

«Discusiones sobre una migración segura, ordenada y legal siguen siendo de primordial interés para Estados Unidos», dijo Price a los periodistas. Igualmente, el deseo de «fomentar la reunificación familiar y promover un mayor respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba».

Sin embargo, la delegación cubana, «reiteró su preocupación por las medidas del gobierno estadounidense que estimulan la migración, impiden la migración legal y ordenada, y generan las condiciones socioeconómicas que incitan a la emigración. Recalcó que estas medidas, entre ellas las asociadas al reforzamiento extremo del bloqueo económico, provocan pérdidas de vidas y la comisión de delitos de tráfico ilícito de migrantes, fraude migratorio y trata de personas, situación que afecta a los dos países y la región.», esto según un comunicado difundido por la cancillería.

Insistió asimismo en que Washington tiene «la obligación» de emitir 20.000 visas anuales a cubanos para emigrar a Estados Unidos en virtud de un acuerdo «que se está incumpliendo desde 2017».

A propósito del tema del visado, en marzo se hicieron los primeros anuncios de lo que sería nuevamente la emisión de visas en Cuba, pero, no se concretó fecha fija. Por el contrario, en la reunión del jueves se habló de «los servicios consulares en la embajada de Estados Unidos en La Habana, para incluir la reanudación de los servicios de visas de inmigrantes de forma limitada a partir de mayo y la emisión actual de visas de emergencia para no inmigrantes», detalló el departamento de Estado de Estados Unidos en el comunicado emitido posterior a la reunión.

Como se puede evidenciar, después de la reunión, los dos países emitieron sus respectivos comunicados en los cuales dieron a conocer algunos acuerdos alcanzados y planteamientos. Adicionalmente, en el mismo documento emitido por el departamento de Estados Unidos, se planteó que las conversaciones sobre migración, «brindan la oportunidad de discutir sobre la implementación mutua de los Acuerdos Migratorios (compuestos por una serie de acuerdos bilaterales entre los Estados Unidos y Cuba realizados en 1984, 1994, 1995 y 2017)» 

Por su parte, Cuba reiteró que «Estados Unidos debe cesar de obstaculizar y violar los derechos de los cubanos a viajar a terceros países del área» y reclamó «el cumplimiento de los acuerdos migratorios bilaterales en su integralidad y no selectivamente».

Finalmente, aunque la reunión es un avance a los casi cuatros años sin diálogos por partes de estos países, también se dió para reprochar los acuerdos que han incumplido, Cuba reprocha a Estados Unidos el no cumplir con sus compromisos en cuanto a los visados y Washington denuncia que La Habana no ha aceptado ninguna deportación de cubanos desde el pasado octubre mediante vuelos comerciales o chárter desde territorio estadounidense. Se espera que las conversaciones ayuden a trabajar conjuntamente y lograr objetivos que beneficien a los migrantes y a los países. 

Noticia realizada con información de: El Economista, France 24 y On Cuba news.

Traslado silencioso de migrantes venezolanos en Estados Unidos

Durante las ultimas semanas Estados Unidos ha trasladado de manera silenciosa migrantes venezolanos a Colombia.

Según dos funcionarios de la seguridad nacional el gobierno del presidente Joe Biden ha expulsado venezolanos de los EE.UU. que fueron detenidos en la frontera con México y los está enviando a Colombia, esto como parte de una estrategia del gobierno de tratar de frenar el flujo de migrantes.

Cabe resaltar que los vuelos en los que han sido transportados no han sido previamente informados y en el mes de diciembre la oficina de Aduanas de Protección Fronteriza de los Estados Unidos registró más de 13.000 adultos solteros procedentes de venezuela en la frontera sur norteamericana.

¿Te gustó la información? Sigue conectado con nosotros a través de nuestro canal de YouTube

Estados Unidos registra un récord en el cruce de inmigrantes

Las autoridades fronterizas de Estados Unidos detuvieron a más de 210.000 inmigrantes que intentaban cruzar la frontera con México en marzo, el mayor total mensual en dos décadas y que subraya los desafíos en los próximos meses para el presidente de EE.UU, Joe Biden.
Biden, un demócrata que asumió el cargo en enero de 2021, se comprometió a revertir muchas de las políticas de inmigración de su predecesor republicano, el ex presidente Donald Trump, pero ha luchado tanto operativa como políticamente con el alto número de intentos de cruce.
El total de marzo supone un aumento del 24% con respecto al mismo mes del año anterior, cuando se detuvo a 169.000 migrantes en la frontera. Igualmente, superando los 200.000 migrantes por tercera vez durante su gobierno.  Estos números, podrían ser el preámbulo de lo que se avecina ante la terminación del Título 42 el 23 de mayo, hay que tener presente que la terminación de este Título que permite expulsar masivamente a cientos de inmigrantes para evitar la propagación del Covid-19 se da por la recomendación de funcionarios de salud.
Igualmente, de acuerdo con los datos presentados, el mes pasado se procesó a 221.303 inmigrantes, lo que superó el pico anterior bajo la administración Biden en julio de 2021, cuando los funcionarios estadounidenses registraron 213.593 encuentros con migrantes.
Por otro lado, aunque más de la mitad de los migrantes encontrados en la frontera entre Estados Unidos y México en los últimos meses proceden de los países tradicionales, México, Guatemala, Honduras y El Salvador, cada vez llegan más inmigrantes de lugares apartados como Ucrania y Rusia.Las autoridades estadounidenses se preparan para un máximo de 18.000 encuentros con migrantes al día en las próximas semanas.
Finalmente, los más de 210.000 migrantes detenidos en marzo, cifra hecha pública en una presentación judicial el viernes por la noche, es el total mensual más alto registrado desde febrero de 2000, según las estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP, en inglés).
Nota realizada con información de: LaRazon.es y UNIVISIÓN

Llegan a Washington los primeros autobuses con migrantes provenientes de Texas

Un autobús con una decena de indocumentados solicitantes de asilo llegó el miércoles a Washington enviado por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

Abbott, anunció la semana pasada que enviaría inmigrantes indocumentados a Washington DC ante la inminente cancelación del Título 42 por parte de la administración del presidente Joe Biden,  este título impedía que la mayoría de los inmigrantes ingresen a Estados Unidos para buscar asilo durante más de dos años, por motivo de la pandemia. El fin oficial de este, está programado para el 23 de mayo. 

Hasta el momento, se tienen registro de dos autobuses provenientes de Texas, el cual transportó a una docena de migrantes originarios de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Colombia, que llegaron nuevamente a Union Station, tal como lo hizo el primer grupo la mañana del miércoles.

Catholic Charities DC (Caridades Católicas) tenía personas en Union Station el miércoles por la mañana cuando los migrantes fueron dejados para proporcionarles asistencia, según Kate Kennedy, jefa de comunicaciones de esa organización. Dicha entidad proporciona toda una serie de servicios como asistencia alimentaria y atención médica, entre otros servicios sociales en el área metropolitana Washington.

Por otro lado, aunque Abbott calificó a estas personas de «migrantes ilegales», la Casa Blanca informó que son personas que están tramitando su solicitud de asilo en Estados Unidos y que, por tanto, son «libres» de moverse por el país.

Es necesario destacar, que una vez un inmigrante es procesado por las autoridades federales y liberado de la custodia, se le permite moverse por todo el país mientras se somete a los procedimientos del tribunal de inmigración. Un juez de inmigración decidirá en última instancia si se les permite permanecer en Estados Unidos o ser deportados.

Información tomada de: EFE,  Univisión y CNN.

Formularios de Renovación de DACA ahora se pueden presentar en línea

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) anunció que las personas que anteriormente recibieron DACA ahora pueden presentar en línea el Formulario I-821D, consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

“La expansión de la presentación en línea es una prioridad para USCIS, ya que hacemos que nuestras operaciones sean más eficientes y efectivas para la agencia y nuestros solicitantes”, dijo la directora de USCIS, Ur M. Jaddou.

En este momento, la opción de presentar en línea solo está disponible para personas a las que se les haya otorgado DACA anteriormente. Dichas personas también deben presentar el Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo, que está disponible en línea, y cargar el Formulario I-765WS, que es evidencia como parte de la presentación de DACA. 

Sin embargo, las personas que solicitan DACA por primera vez no pueden acceder a este  beneficio, ellos deben presentar el Formulario I-821D en formato impreso.

Con la adición del Formulario I-821D, las personas ahora pueden presentar 13 formularios de USCIS en línea, los cuales se pueden encontrar en la página Formularios Disponibles para la Presentación en Línea. 

Cabe resaltar, que para presentar estos formularios en línea, los solicitantes deben primero  crear una cuenta en línea de USCIS, que brinda un método conveniente y seguro para enviar formularios, pagar tarifas y dar seguimiento el estatus de cualquier solicitud de inmigración pendiente con USCIS durante todo el proceso de adjudicación.

La creación de esta cuenta no tiene ningún costo, por el contrario, son mayores los beneficios al brindar la posibilidad de comunicarse con la agencia a través de una bandeja de entrada segura y responder en línea a las solicitudes de evidencia.

De acuerdo con la agencia de inmigración, desde el lanzamiento de la presentación de trámites en línea en 2017, la cantidad total de formularios presentados en línea ha aumentado significativamente. En el año fiscal 2021, se presentaron en línea aproximadamente 1,210,700 peticiones y solicitudes, un aumento del 2.3 % con respecto a las 1,184,000 presentadas en el año fiscal 2020.

Información tomada de: USCIS 

Estados Unidos se prepara para el posible aumento de migrantes

En mayo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza prevé un incremento de migrantes.

El Gobierno del presidente Joe Biden se prepara para una nueva ola de migrantes que llegará a través de las fronteras terrestres de Estados Unidos, principalmente la sur, luego de que en mayo finalice el polémico Título 42.

Blas Nuñez-Neto, subsecretario adjunto de Política Fronteriza e Inmigración del  Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, habló del asunto en RCN Mundo y explicó cómo se prepara el gobierno de Biden para enfrentar el cambio: 

«Nuestro departamento enviará oficiales, agentes y personal de su fuerza de voluntarios a la frontera en las semanas que vienen; ya hemos redistribuido a más de 600 agentes de la patrulla fronteriza y estamos dispuestos a seguir mandando gente si fuese necesario», dijo Nuñez-Neto. También, se habla de sumar herramientas tecnológicas como drones y la construcción de infraestructura para poder procesar a más personas de una manera segura y respetar sus derechos.

Con respecto, a las deportaciones acordadas con otros gobiernos, los esfuerzos de Estados Unidos ahora se concentrarán en invertir en el desarrollo de los países de origen de los migrantes para mejorar allí sus condiciones y evitar, en consecuencia, su intento de migrar. 

En Estados Unidos hay división por el fin del Título 42. Semanas atrás, el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, calificó la aplicación de esa normativa de «terrible e inhumana» y dijo sentirse «profundamente decepcionado» por el hecho de que Biden la siguiera utilizando.

En cambio, el Partido Republicano consideró que el levantamiento del Título 42 es «una decisión desastrosa que abrirá las compuertas» de la migración en Estados Unidos. 

Finalmente, aún faltan semanas para la finalización del Título 42 y se desconocen los posibles cambios que se puedan dar en el entorno político y social.

Información tomada de: RCN Mundo y Debate.

Mantente actualizado sobre inmigración con nuestro canal de YouTube: 

Estados Unidos elimina restricciones al procesamiento de los solicitantes de asilo en la frontera

Actualmente el gobierno de los Estados Unidos que mantiene la deportación de migrantes bajo razones de salud pública, ha puesto fin a las limitaciones del número de solicitantes de asilo que pueden ser procesados en los cruces fronterizos debido a un memorando expedido por Troy Miller, director interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Con este memorando se busca poner fin al programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MMP) instaurado por la administración del expresidente Donal Trump, bajo la cual los extranjeros que llegan a la frontera sur a pedir asilo; son devueltos a México y América Central a la espera de una audiencia ante tribunales de inmigración.

En el memorando, Troy Miller, director interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), derogó varias de las medidas adoptadas por el Gobierno de Trump y dictaminó una ampliación del procesamiento de solicitudes que sean factibles procesar en términos de operación.

El memorando de Troy Miller es reafirmado por uno emitido el 29 de octubre por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en el que notificó a las agencias involucradas en migración su decisión de poner fin “tan pronto como sea posible” al programa MPP.

El impacto del memorando no está claro debido a que la administración del presidente Joe Biden, mantiene vigente el uso del Título 42, aplicado por el expresidente Donald Trump desde marzo del 2020 y con el cual son deportados de manera libre los migrantes a quienes las autoridades fronterizas consideren una amenaza para la salud pública.

Nominado de inmigración de Joe Biden explicará por qué debe liderar la agencia fronteriza entre EE.UU. y México

Chris Magnus, el nominado por el presidente Joe Biden para dirigir la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) testificará y explicará ante los Senadores por qué debe liderar la agencia fronteriza en medio de uno de los años más transitados en dos décadas en la frontera sur. 

La nominación de Chris Magnus, jefe de policía de Tucson, Arizona, había sido retrasa por el Senador, Ron Wyden, quien acordó el mes pasado permitir que la nominación de Magnus avance después de que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, proporcionara los materiales y dirigiera una revisión de las políticas de uso de la fuerza de la agencia.

La audiencia se desarrolla cuando la agencia fronteriza combate cargas de trabajo a grado de crisis y críticas acaloradas de los defensores de los inmigrantes, los legisladores demócratas y el propio mandatario, por el trato dado a los migrantes haitianos bajo la orden de salud pública, Título 42 de la era de Trump, con la cual se expulsa de manera rápida a los inmigrantes en la frontera entre Estados Unidos y México. 

Magnus se enfrenta para liderar la agencia de aplicación de la ley más grande y la segunda fuente de recaudación de ingresos más grande del gobierno federal que no ha tenido un líder confirmado desde que Kevin McAleenan renunció durante la administración Trump en 2019.  

Magnus le dijo al Comité de Finanzas del Senado que, de ser confirmado, mejoraría la capacitación para aumentar la sensibilidad del personal de CBP. «Creo que la humanidad tiene que ser parte de la discusión desde el principio y, a menudo, a lo largo de las carreras de los miembros de CBP», dijo.

La noticia ha sido creada a partir de The Washington post: https://wapo.st/3njhDvn