Blog

Descubre las 3 Vías para Traer a tu Cónyuge a los Estados Unidos

Si estás ansioso por reunirte con tu cónyuge en los Estados Unidos, ¡estás en el lugar correcto! Aquí te presentamos tres formas clave de llevar a cabo este proceso y convertir a tu ser querido en un inmigrante legal. Sigue leyendo para descubrir los detalles de cada opción.

Petición Matrimonial y Ajuste de Estatus:

Si tú y tu pareja ya se encuentran en los Estados Unidos, el proceso de Petición Matrimonial a través del Ajuste de Estatus podría ser la mejor opción para ustedes. Esta solicitud permite que tu cónyuge permanezca en el país durante el proceso y, de ser aprobada, le brinda la oportunidad de obtener la codiciada Residencia Permanente.

Es importante tener en cuenta que si eres ciudadano estadounidense, cuentas con la ventaja de un número ilimitado de visas disponibles. Sin embargo, si eres residente legal, la disponibilidad de visas está limitada y tu cónyuge podría enfrentarse a una lista de espera, con tiempos de espera de hasta dos años o más.

Petición Matrimonial Consular:

Si tu pareja se encuentra actualmente en su país de origen y desean construir juntos su vida en los Estados Unidos, la Petición Matrimonial Consular es el camino a seguir. Después de la aprobación de la visa, tu pareja podrá viajar a los Estados Unidos y comenzar el proceso para obtener la tan ansiada Residencia Permanente.

Visa de Prometid@:

Esta opción está diseñada específicamente para los prometidos extranjeros de ciudadanos estadounidenses. Después de la llegada a los Estados Unidos, la pareja tiene un plazo de 90 días para contraer matrimonio. Una vez casados, el cónyuge extranjero puede solicitar el ajuste de estatus para obtener la residencia permanente y continuar construyendo su vida juntos en suelo estadounidense.

Es fundamental tener en cuenta que los procedimientos de inmigración pueden cambiar, y se recomienda consultar el sitio web oficial del USCIS o buscar asesoramiento legal para obtener información precisa y actualizada. Además, las leyes de inmigración pueden variar, y cada caso puede presentar circunstancias únicas.

¡Prepárate para comenzar este emocionante viaje con tu cónyuge hacia una nueva vida en los Estados Unidos! Recuerda mantener un ojo en las actualizaciones legales y estar al tanto de cualquier cambio en los procedimientos para garantizar un proceso sin contratiempos. ¡Buena suerte en este nuevo capítulo de sus vidas!

Residencia Permanente por medio del matrimonio: cómo demostrar que es un matrimonio de buena fe

Si estás embarcándote en el proceso de una petición matrimonial, sabes que la clave del éxito radica en demostrar que tu matrimonio es genuino y no solo un trámite migratorio. Aquí te guiaremos a través de los pasos para presentar una solicitud sólida y convincente que maximice tus posibilidades de obtener el visto bueno.


Más que un Certificado: La Importancia de la Evidencia Adicional
El USCIS va más allá del certificado de matrimonio. Reconociendo que algunos se casan por razones legales, busca pruebas adicionales que respalden el compromiso real. Asegúrate de destacar la autenticidad de tu unión tanto en los documentos presentados con la solicitud como durante la entrevista personal para la green card.


Evidencia = Éxito: Documentos Clave que Refuerzan tu Caso
La falta de pruebas es la principal razón de rechazo. Incluye documentos que abarquen diversas categorías para fortalecer la demostración de la sinceridad de tu matrimonio. ¿Qué documentos son esenciales? Toma nota:


Relación a lo largo del Tiempo: La Cronología como Testigo
No subestimes el poder de la cronología. Presentar una visión integral de tu relación a lo largo del tiempo es esencial. Cinco fotos que abarquen cinco años tienen más peso que diez fotos del mes pasado. Descubre cómo presentar tu historia de amor de manera efectiva.
Pruebas que Demuestren Unión Financiera: Más Allá de las Emociones
La autenticidad de tu matrimonio también se demuestra a través de bienes y deudas compartidas. Desde cuentas bancarias conjuntas hasta pólizas de seguro compartidas, estos documentos respaldan tu unión financiera y fortalecen tu caso.


Viviendo Juntos: Documentos Clave para la Cohabitación
Si viven juntos, presenta documentos que lo demuestren, como contrato de arrendamiento, facturas a nombre de ambos y más. ¿Y si no comparten techo? No te preocupes, te ofrecemos estrategias sólidas para superar este obstáculo.


Complicaciones por No Vivir Juntos: Estrategias y Soluciones
La ausencia de convivencia no tiene que ser un obstáculo insuperable. Ofrecemos soluciones prácticas, incluyendo una carta firmada por ambos cónyuges explicando la situación y proyectando el futuro juntos.


¿Conoces a alguien que pueda beneficiarse de esta información? ¡Comparte esta información!

Petición Matrimonial: Ajuste de Estatus vs. Proceso Consular

Si tu sueño es convertirte en Residente Permanente por medio de matrimonio, ya sea con un ciudadano americano o residente permanente, es esencial que entiendas las diferencias entre la petición matrimonial por Ajuste de Estatus y por Proceso Consular. En este artículo, te explicaremos los puntos clave para que puedas tomar la mejor decisión según tu situación.

El Ajuste de Estatus es una opción viable si el cónyuge extranjero ya se encuentra en los Estados Unidos con una visa válida, como una visa de estudiante o de trabajo. Además, es importante destacar que puede presentarse siempre que el cónyuge patrocinador sea ciudadano estadounidense o residente permanente. Una de las principales ventajas de este proceso es que permite al cónyuge extranjero solicitar un cambio de estatus para convertirse en residente permanente sin salir del país.

Por otro lado, el Proceso Consular es aplicable cuando el cónyuge extranjero se encuentra fuera de los Estados Unidos. En este caso, es necesario que el cónyuge patrocinador sea ciudadano estadounidense. Sin embargo, esta opción implica que el cónyuge extranjero debe asistir a una entrevista en el consulado de los Estados Unidos en su país de origen o de residencia para obtener la visa de inmigrante.

Es relevante que conozcas que el proceso de ajuste de estatus puede ser más rápido que el proceso consular, dado que el cónyuge extranjero ya está en el país y solo necesita cambiar su estatus dentro de los Estados Unidos. En cambio, el proceso consular puede llevar más tiempo, debido a que implica obtener una visa de inmigrante en el extranjero y puede estar sujeto a tiempos de procesamiento del consulado y posibles retrasos.

Independientemente del proceso que elijas, ambos requerirán pruebas sólidas de que el matrimonio es genuino y no se realizó únicamente con fines de obtener beneficios migratorios. Estas pruebas pueden variar, pero en general, se necesitarán actas de matrimonio, fotografías juntos, pruebas de vida en común, cartas de apoyo de amigos y familiares, entre otros documentos.

Dada la complejidad de estos procedimientos, es altamente recomendable buscar asesoramiento legal en ambos casos. Un abogado especializado en inmigración te guiará a través de los requisitos y te ayudará a presentar una petición sólida, aumentando así las posibilidades de éxito en el proceso.

Si conoces a alguien a quien le pueda interesar esta información, no dudes en etiquetarlo en los comentarios. Compartir este conocimiento puede marcar la diferencia para quienes sueñan con construir su futuro en los Estados Unidos a través del matrimonio.