Blog

Divorcio, ¿cómo afecta tu estatus migratorio en Estados Unidos?

Si te encuentras en un proceso de Petición Familiar por Matrimonio en Estados Unidos y te gustaría saber qué podría suceder si te divorcias. ¡Aquí te cuento!

¿Qué pasa si te divorcias antes de obtener la Green Card?
El impacto de un divorcio entre un inmigrante y un ciudadano o residente; dependerá de la etapa del proceso migratorio en la que se encuentre el matrimonio. Si te divorcias antes de obtener la residencia permanente, esto podría tener un gran impacto en tu estatus migratorio y tu futuro en Estados Unidos.

Casos y excepciones

  1. Divorcio antes de obtener la Green Card: si actualmente te encuentras en un proceso de petición matrimonial, pero, aún no han sido citados a entrevista, y el beneficiario no tiene la Residencia Permanente; en este caso, tu proceso migratorio se detiene. Esto implica la pérdida de elegibilidad para solicitar la green card, lo que podría llevar a tu deportación.
  2. Divorcio después de obtener la Green Card En caso de que te divorcies después de obtener la residencia permanente, el riesgo de deportación es menor. No obstante, aún puede haber consecuencias para obtener la ciudadanía, o el tiempo que deberás esperar para obtener tu residencia si eres residente condicional, tendrás que pasar de esperar 3 a 5 años debido a que no estás casado.
  3. Divorcio y Green Card Condicional: Si te divorcias durante tu residencia condicional, es probable que tu proceso de inmigración se vea afectado. Para evitar las consecuencias puedes:
  • Presentar el Formulario I-751 ante USCIS para solicitar la eliminación de residencia condicional por matrimonio.
  • Presentar una exención del requisito de presentación conjunta.
  • Demostrar que el matrimonio fue de buena fe.

    Divorcio y Green Card para dependientes
    El divorcio puede afectar el estatus migratorio de otros miembros de la familia que dependen del mismo proceso de inmigración del cónyuge inmigrante.

    Excepciones para apelar a una deportación
    Demostrar que contrajeron matrimonio de buena fe y se dio por terminado debido a una causa ajena al cónyuge inmigrante.
    El cónyuge inmigrante podría enfrentar dificultades extremas si resulta deportado a su país de origen.
    El cónyuge inmigrante fue víctima de crueldad extrema, maltrato físico o psicológico por parte del cónyuge ciudadano estadounidense o residente legal permanente.

    ¿Necesitas Ayuda? ¡Contáctanos! +1 (786) 619 5937